Foto: Cuerpo Nacional de Policía

El pasado mes de Febrero os hablábamos en nuestro Blog sobre las Revisiones de Gas Natural en el hogar, su importancia y pasos a seguir. Un artículo en el que os explicábamos que todo aquel hogar que cuente con una instalación de Gas Natural debe pasar de manera OBLIGATORIA una inspección cada 5 años.

En ambos casos (Revisiones de Gas Natural y Gas Butano) es obligatorio hacer inspecciones a las instalaciones. En el caso de Gas Natural, las inspecciones deben realizarse cada 5 años y las realiza la empresa suministradora a menos que el abonado solicite una autorización para que un instalador autorizado se la realice. Por lo general, no tienen ningún impedimento ni se oponen a ello, lo que ocurre es que Gas Natural se adjudicó este atractivo producto para monopolizar el asunto de las inspecciones.

En cuanto a las de Gas Butano no tiene por qué ser la empresa suministradora la que realice esta inspección; cualquier instalador autorizado tiene facultades para hacerlas.

Pues bien, la crisis aprieta y agudiza el ingenio de muchos que, de manera fraudulenta, se presentan como trabajadores de empresas de servicios auxiliares, revisores de calderas, y gestores de energía entre otros con un único objetivo: el engaño. Es una estafa que desgraciadamente está a la orden del día y se hace de manera habitual en los hogares españoles.

Además del daño económico, muchas de estas prácticas han provocado situaciones de riesgo en las viviendas al manipular las instalaciones sin tener los conocimientos para ello. Incluso en algunos casos, para intentar justificar el precio de la supuesta revisión, han llegado a cortar las gomas canalizadoras del gas, con el riesgo de explosión que conlleva.

¿Cómo lo hacen?

Las prácticas más comunes y reprensibles relacionadas con los comerciales de gas y luz pasa porque los siguientes pasos: dichos timadores acuden a los domicilios como revisores, acicalados con el uniforme de una empresa suministradora (una empresa que puede que sí, que exista). En ocasiones trabajan para ella o no. Éstos suelen cobrar  por obras innecesarias que en la mayoría de los casos, tras haber cobrado por ello, no lleguen a realizarse. En algunos casos suelen concretar antes esta cita por teléfono, para dar mayor credibilidad a la estafa.

En muchos casos  amenazan con cortar el suministro o con importantes multas si se niegan a la revisión «obligatoria».

¿Entonces, quién debe encargarse de esta revisión? ¿Cuáles son mis derechos y obligaciones?

  • La obligación de revisar las instalaciones de gas es por cuenta del usuario cada 5 años.
  • El responsable de encargar las revisiones de Gas Natural y Gas Butano periódicas es propio el titular o usuario actual, debiendo contactar con la empresa instaladora de gas autorizada que él elija.
  • La revisión consiste sólo en la comprobación del estado de la instalación y la verificación del buen estado de conservación, la combustión higiénica y la correcta evacuación de los productos de la combustión.
  • Durante la revisión no se sustituye ningún elemento de la instalación. Si las instalaciones reúnen todas las condiciones se emite un certificado con un plazo de validez de otros 4 años.
  • Si no reúnen las condiciones se entrega un informe de anomalías debiendo el propietario contactar con una empresa instaladora autorizada para corregirlas posteriormente.

Fraude Gas Natural

El caso de los falsos revisores de gas, en peligro por falta de medios – Foto: Diario de Mallorca  

¿Puedo tomar medidas para que no me estafen?

  • Sospecha siempre de las personas que se presenten en tu domicilio para ofrecerte algo: Ten siempre especial cuidado con las personas que se presentan en tu domicilio para ofrecerte algún servicio. Es cierto que existen comerciales veraces y, desde Desatascos Cuatro, alabamos y no menospreciamos su trabajo, pero abundan este tipo de falsos comerciales. Pide siempre todos los datos posibles. No debes contratar nada en el momento, hay muchas otras formas de adquirir el producto/servicio más adelante si estuvieses interesado.
  • Cuidado con los falsos comerciales de OCU: ¡Ojo! Muchos de ellos incluso se hacen pasar por trabajadores de la OCU (Organización de Consumidores y Usuarios), un aval lo suficientemente jugoso para intentar vender su servicio. NUNCA un trabajador de la OCU visita un domicilio particular. No hagas caso alguno a una persona que se presente bajo este nombre.
  • Nunca firmes NADA por adelantado: Rechaza facilitar datos personales y, por supuesto, no firmes nada por adelantado. Puedes escuchar a estos comerciales si te interesa, pero invítales luego a que la compañía contacte contigo personalmente e infórmate antes de firmar nada.
  • ¿Debo pagar en el propio domicilio? Nunca pagues en efectivo a la persona que se presenta en tu casa.
  • Pide los datos al comercial: Su DNI. Pide sus datos y anota su nombre, apellidos y DNI. Indica que quieres tener referencia de la persona que te está atendiendo.

 

Entre todos vamos a tratar de frenar estas fraudulentas prácticas, que afectan en su mayor parte a ancianos, extranjeros o personas que viven solas.

Nuestro consejo: desconfía SIEMPRE de visitas inesperadas relacionadas con estas «revisiones periódicas» si no lo has solicitado previamente o ha sido la misma empresa que te proporciona el suministro la que se ha puesto en contacto previamente contigo. Si necesitas más información sobre este servicio no dudes en contactar con nosotros.