¿Sabías que las instalaciones de Gas Natural que tenemos en el hogar deben pasar de manera OBLIGATORIA una inspección cada 4 años? Tanto si eres propietario de un inmueble como si eres arrendatario del mismo eres responsable del mantenimiento, conservación, explotación, buen uso y revisión de dicha instalación de Gas Natural.

El procedimiento de una revisión de Gas Natural y sus instalaciones está regulado por Real Decreto 919/2006, de 28 de julio, que regula el Reglamento Técnico de distribución y utilización de combustibles gaseosos y sus instrucciones técnicas complementarias (ICG 01 – 11), concretamente en la ITC – ICG 07 sobre Instalaciones receptoras de combustibles gaseosos, epígrafe 4 sobre mantenimiento de las instalaciones receptoras, inspecciones y revisiones.

¿Cada cuánto tiempo es necesario hacer la revisión?

Es una inspección periódica que debe realizarse cada 5 años, y dentro del año natural de vencimiento de este período.

¿Quién lo controla?

Las propias compañías son las que velan por la revisión de dichas instalaciones en las fechas adecuadas.

  • El propio distribuidor es el encargado de comunicar a los usuarios, con 5 días de antelación la fecha de la visita, solicitando que se le facilite el acceso a la instalación el día propuesto.
  • Si el usuario o propietario se encontrase fuera del domicilio el distribuidor le comunicará una nueva fecha.

Revision Gas Natural

Fuente: Gas Natural Fenosa

¿Quién la lleva a cabo?

Estas revisiones son llevadas a cabo por los distribuidores de gases combustibles (Endesa, Iberdola, Gas Natural…) por canalización en aquellas instalaciones receptoras de sus usuarios. En ocasiones el propio distribuidor contrata a personal extra para llevar a cabo las inspecciones; el cual es sometido a un periodo previo de formación.

¿Conlleva algún coste?

Sí, el coste derivado de esta inspección correrá por cuenta del usuario, siendo ésta una OBLIGACIÓN. El coste (dependiendo de la comunidad) suele rondar entre los 35 y 70€. ¡Ojo! No pagues nunca a quien realiza la inspección, ya que éste importe lo abonarás en la próxima factura del gas.

En caso de que se detecten anomalías en las instalaciones del gas en tu hogar éstas deberán ser corregidas (el propio distribuidor le notificará si en el mismo momento o más adelante). Si las anomalías no pudieran arreglarse en el momento, se llevará a interrumpir el suministro y se precintará la parte de la instalación afectada, proponiendo una fecha posterior para el arreglo de la misma.

Esperamos que este artículo te haya servido de ayuda ¿Sabías de la existencia de estas revisiones? Puedes hacer tus preguntas en el apartado de comentarios o ponerte en contacto con nosotros.