¿Qué es la Energía Solar Fotovoltaica?

La energía fotovoltaica es la transformación directa de la radiación solar en electricidad, la cual se produce en unos dispositivos denominados paneles fotovoltaicos. En estos paneles fotovoltaicos, la radiación solar activa  los electrones de un dispositivo semiconductor generando una pequeña diferencia de potencial.

Hoy en día el efecto fotovoltaico constituye una tecnología de generación eléctrica renovable, aunque se vienen desarrollando desde la década de los 50, experimentando un importante desarrollo en plena carrera espacial.

La tecnología fotovoltaica puede ser construida de forma modular, desde enormes plantas fotovoltaicas en suelo hasta pequeños paneles para tejados; convirtiéndose esto en una gran virtud.

Existen fundamentalmente dos tipos de aplicaciones de la energía solar fotovoltaica:

  • Instalaciones aisladas de la red eléctrica: La energía generada se utiliza para cubrir pequeños consumos eléctricos en el mismo lugar donde se produce la demanda. Es el caso de la electrificación de viviendas alejadas de la red eléctrica convencional, electrificación rural, servicios y alumbrado público, señalización y comunicaciones en navegación aérea.
  • Centrales de generación conectadas a la red: Podemos encontrarlas en Centrales Fotovoltaicas, (la energía eléctrica generada se entrega directamente a la red eléctrica) y en Sistemas Fotovoltaicos en edificios o industrias en los que una parte de la energía generada se invierte en el mismo autoconsumo del edificio, mientras que la energía excedente se entrega a la red eléctrica. Aunque también es posible entregar toda la energía a la red.

¿Qué ventajas tiene la Energía Solar Fotovoltaica para el Medio Ambiente?

Sabemos que la producción de energía a través de fuentes renovables contribuye a desarrollar un planeta limpio y sostenible. Ocurre lo mismo con la Energía Solar Fotovoltaica, y cada vez más la sociedad va tomando consciencia de los beneficios tanto medioambientales como económicos que supone la generación de esta energía limpia. ¿Cuáles son esos beneficios?

  • No contamina, no produce emisiones de CO2 u otros gases
  • Proviene de una fuente inagotable, el sol
  • No produce ruidos
  • No consume combustible, ni necesita presencia de otros recursos como el agua o el viento
  • Reduce la dependencia energética de los países
  • La mayor producción coincide con las horas de mayor consumo
  • Los sistemas son sencillos y fáciles de instalar
  • Fomenta la creación de empleo local
  • Los módulos experimentan una larga vida
  • Los sistemas resisten condiciones climáticas extremas: granizo, viento, frío…
  • Las instalaciones son fácilmente modulables, por lo que se puede aumentar o reducir la potencia instalada según sean las necesidades

Cada vez más se está imponiendo una legislación que permite el autoconsumo, en países como Brasil, Italia ó México, generando notables ahorros económicos para propietarios e inversores de plantas solares fotovoltaicas.

Es necesario seguir fomentando el uso de este tipo de energías, y que los ciudadanos de a pie puedan involucrarse y conozcan las posibilidades de uso de las energías renovables como la Fotovoltaica. Si quieres extender más información o estás interesado en estos servicios puedes contactar con nosotros.