En este artículo queremos hablar sobre algo totalmente diferente a los temas que hemos tratado antes. Vamos a hacerlo sobre la historia del agua en Huelva y no solo en esta entrada, si no que usaremos varias de ellas para describir lo que ha sido, está siendo y será el agua en Huelva. Para ello nos guiaremos de varias referencias, sobre todo el libro El agua en la Historia de Huelva, editado por la empresa Aguas de Huelva en su XXV aniversario y que es todo un trabajo de investigación sobre la historia del abastecimiento de agua de la ciudad de Huelva.

En esta primera parte empezaremos hablando sobre la antigua ciudad de Huelva, que ha sido una tierra en la que tartesos, fenicios, romanos y árabes ha vivido a lo largo de los años y que, a pesar de lo que se creía, ha sido una ciudad con bastante importancia. Su fundación data del siglo X a. C. (aproximadamente) y es, actualmente, de las ciudades más antiguas de Europa. Tan antigua como sus sistemas de transporte de aguas.

Se da la circunstancia de que Huelva se encuentra ubicada en la confluencia de los ríos Tinto y Odiel, formando una península cerrada por el estuario que crean ambos ríos en su desembocadura. Sin embargo, la ciudad está retirada a bastante distancia de los cursos superficiales de agua dulce, carece de manantiales naturales y de otros afloramientos permanentes de aguas abundantes.

Por ello, se piensa que tuvo que alimentarse, desde sus inicios, de dos posibles formas de localizar el agua: Una primera de las reservas que le ofrecía el subsuelo a base de pozos poco profundos en el nivel freático, aunque no debieron ser demasiado generosos, sobre todo en las zonas Oeste-Sur de la ciudad y más ricas en aguas en la penillanuras que ocupa el Este y Norte urbano, que vierte al río Tinto, cuyas vaguadas, rellenas de sedimentos más aptos para retener el agua surtían a la población y a agricultores.

Por otra parte, la segunda forma es aprovechando el agua de la lluvia en lo alto de la ciudad transportándose lentamente por sistemas de alta ingeniería a través de los cabezos, principalmente El Conquero.

historia agua huelva

1. Fuente Vieja: 2. Plaza de Toros: 3. Plaza de la Merced: 4. Plaza de San Pedro

Del acuífero que suministraba agua a través de las laderas del Conquero, se puede extraer la gran ingeniería trazada sabiamente para transportar el agua. Esto hace pensar que la magnitud de la vieja Onuba a nivel comercial y cultural era bastante importante ya que una infraestructura de tal nivel no estaba al alcance de una población que no tuviese cierta entidad.

El sistema era sencillo pero inteligentemente construido de forma que se aproveche el agua de lluvia que recibe la zona alta de la ciudad y la transporte en sentido este-oeste  a través de poros del terreno, a lo largo de unos cientos de metros por un trazado de galerías brillantemente diseñado y construido que captaba y canalizaba el líquido elemento a distintas fuentes en la ladera del Monte Conquero, principalmente la Fuente Vieja. Con este sistema, Huelva tuvo resuelto el suministro de agua hasta la primera parte del siglo XX.

Fuente vieja

Entrada a la Fuente Vieja (Foto del Blog Choco Tóxico)

Se estima que el volumen de agua que transportaría este acueducto subterráneo podría ser en torno a 100-200 mil litros diarios en los meses con cierta lluvia. Actualmente, la Fuente Vieja, situada en la barriada de las Colonias drena unos 30 mil litros al día debido a la obstrucción que sufre la galería y a la poca permeabilidad de la zona urbana actual.

Este acueducto subterráneo tenía algún ramal de derivación y existía alguna parte exterior que servía para salvar alguna vaguada, como la actual Cuesta del Carnicero.

Y hasta aquí podemos contar hoy. En un siguiente capítulo hablaremos de cómo el acueducto se ve cada vez más limitado. Si te ha gustado, no dudes en compartir este artículo en tus redes sociales y comentar más abajo.